Insonorizaciones

Aislamientos acústicos

Insonorizar un recinto supone aislarlo acústicamente del exterior, lo cual implica una doble dirección, evitar que el sonido que producimos salga al exterior y evitar de este modo la contaminación acústica y a su vez evitar que el ruido exterior penetre en nuestro espacio como dormitorios, despachos… en definitiva, en centros en los que se requiere confort acústico.

SU PROYECTO EN 4 PASOS